viernes, 30 de septiembre de 2011

EL ACTO SEXUAL

Las diferentes parejas mantiene relaciones de formas distintas. Algunas personas utilizan una amplia gama de posiciones y cambian varias veces durante el acto sexual. Otras sólo cuentan con dos o tres posturas favoritas con las que mantienen relaciones de forma habitual.

Misioneros y nativos: La postura del misionero se llama así porque era la
postura sexual recomendada por los misioneros cristianos a sus conversos
de la Polinesia durante la época del colonialismo europeo.

Postura del misionero


Cada postura presenta sus ventajas. En el caso de las posturas cara a cara, como la del misionero, el clítoris de la mujer recibe el estímulo directo del contacto con la zona púbica de su compañero, lo que contribuye a aumentar su excitación. Esto no sucede en las posturas en las que la penetración se realiza por detrás, pero, por contra, estas posturas ofrecen la posibilidad de estimular el clítoris de forma manual, ya sea por parte del hombre o de la mujer. Según algunas opiniones, las posturas de penetración trasera estimulan el punto G femenino, al igual que aquellas en las que la mujer se coloca encima.

POSTURAS CON EL HOMBRE ENCIMA

La postura del misionero, la más conocida entre aquellas en las que el hombre se coloca encima, probablemente sea la más utilizada de todas las posturas para el acto sexual. Permite a los amantes besarse, abrazarse y mantener el contacto visual para comprobar el placer que se dan mútuamente. La penetración puede ser superficial o profunda, y el ritmo puede variar de lento y sensual a muy apasionado. El principal inconveniente de la postura del misionero es que limita la libertad de movimientos de la mujer durante el acto sexual. Esto significa que su capacidad para controlar el ritmo y la velocidad del coito, así como la profundidad de la penetración, es bastante limitada.



Para adoptar la postura del misionero, la mujer se tiende sobre su espalda, con las piernas abiertas, y el hombre se coloca encima de ella, con sus piernas entre las de la mujer. A continuación, introduce el pene en la vagina. Al apoyar el peso en los codos o en las manos puede permitir a la mujer más libertad para variar las sensaciones de ambos mientras él empuja. La mujer puede mover la pelvis arriba y abajo, de un lado a otro o en círculos.



La mujer puede variar la profundidad y el ángulo de penetración: colocando una almohada debajo de los glúteos, abriendo más las piernas o rodeando con una o ambas piernas el torso de su compañero. Asimismo, puede acostarse con los glúteos apoyados en el borde de la cama y con los pies en el suelo, de modo que su compañero podrá realizar la penetración arrodillado. Si la mujer es suficientemente flexible, puede doblar las rodillas hasta el pecho de modo que cuando su compañero la penetre, la pelvis de éste quedará contra los glúteos de la mujer. También puede colocar uno o ambos pies planos sobre el pecho de su compañero (en el Kama Sutra, esta postura se conoce como la de presión o semipresión). Esta postura permite una penetración muy profunda, de manera que el hombre debe proceder con precaución para no empujar con excesiva fuerza.

El lenguaje del sexo: en nuestro país, como en muchos otros, la mayor parte de las posturas sexuales carecen de nombres que se utilicen ampliamente o con frecuencia. Esta actitud refleja una aversión hacia la conversación abierta sobre el sexo y significa que cuando las personas desean mencionar una postura sexual, tienen que describirla en lugar de nombrarla. Los intentos de tomar nombres prestados de otras culturas menos reticentes no han tenido mucho éxito.

POSTURAS CON LA MUJER ENCIMA




En las diferentes posturas en las que la mujer se coloca encima, ésta tiene mayor control porque puede decidir la velocidad de los movimientos y la profundidad de la penetración, mientras que el hombre asume un papel relativamente pasivo. Algunas mujeres opinan que esta posición es la más adecuada para conseguir el orgasmo coital.




En la postura más sencilla de este grupo, una inversión directa de la postura del misionero, el hombre se tumba sobre la espalda y su compañera se coloca encima, a horcajadas, e introduce el pene en la vagina. A continuación, mueve la pelvis mientras el compañero permanece inmóvil o acompaña sus movimientos. Al hombre le quedan ambas manos libres para acariciar y abrazar a su pareja. Con el fin de variar las sensaciones, la mujer puede colocar las piernas en el espacio que dejan las del hombre abiertas; de este modo el pene quedará más presionado por la vagina. 




Como alternativa, la mujer puede sentarse o arrodillarse encima de su compañero. Ella puede alterar el ángulo de penetración moviéndose hacia adelante o hacia atrás y, si está arrodillada, podrá  elevar o bajar la pelvis y controlar así la profundidad de penetración. En esta posición, ambos miembros de la pareja tienen las manos libres para acariciarse, y la mujer puede incrementar su placer estimulando el clítoris manualmente o con un vibrador.



La mujer puede variar todavía más esta posición sentándose o arrodillándose de espaldas a su compañero. Esta postura, que en realidad es de penetración trasera, dificulta el contacto visual e imposibilita el beso, pero muchas parejas la consideran muy erótica.



POSTURAS DE PENETRACIÓN TRASERA


La más conocida es la que se asemeja al modo en que se aparean los perros y otros muchos animales. En ella, la mujer se coloca a cuatro patas sobre la cama o en el suelo, y su compañero se arrodilla detrás; a continuación, él o ella guían el pene hasta la vagina. El hombre puede sujetar a su pareja por los hombros, la cintura, las caderas o los muslos para ayudarse a controlar los movimientos, o bien utilizar las manos para acariciarla y estimular el clítoris. 





Por su parte, la mujer puede emplear una mano para sujertarse y la otra para estimular su clítoris o acariciar los testículos del compañero.



Otras versiones de esta postura se consiguen con la mujer apoyada en los antebrazos en lugar de las manos, o arrodillada en el suelo en una posición virtualmente erguida, quizá con el apoyo del borde de la cama. El sexo con penetración trasera también es posible con la mujer acostada boca abajo.



POSTURAS DE PIE

Utilizar una postura vertical puede suponer una alternativa excitante al sexo en la cama, pero también puede resultar difícil, sobre todo si un miembro de la pareja es mucho más alto que el otro o si alguno de los dos es débil. La postura de pie más sencilla es aquella según la cual los amantes se encuentran cara a cara, creando una versión vertical de la postura del misionero.



Si el peso de la mujer o la fuerza del hombre lo permiten, él puede levantarla después de haberla penetrado y sujetarla por los glúteos o por los muslos. Ella puede ayudarlo colocando sus brazos alrededor del cuello del compañero, cruzando los tobillos por detrás de sus piernas y sujetando el cuerpo del hombre con sus muslos. Esta postura resulta más sencilla cuando la mujer se encuentra apoyada en una pared.



En la postura de pie con penetración trasera, la mujer permanece con las piernas ligeramente abiertas y se dobla hacia delante desde la cintura; a continuación, el hombre la penetra desde atrás. Esta postura es virtualmente la misma que la que se ha visto en la penetración trasera, pero con los amantes de pie y no de rodillas; permite al hombre una penetración de profundidad similar y libertad de movimientos, al tiempo que ambos compañeros pueden disfrutar de la posibilidad de utilizar sus manos para conseguir más placer. Como en el caso de la postura de pie cara a cara, las diferencias de altura pueden suponer un problema, y si esta diferencia es muy grande, tal vez resulte imposible de practicar.



La mujer puede hacer que la penetración sea mucho más sencilla y profunda si se dobla por la cintura, de modo que su cuerpo quede en ángulo recto con las piernas. Como punto de apoyo puede recurrir a su compañero, poner las manos en una pared o sujetarse a la cama, a una mesa o a cualquier objeto estable.

POSTURAS SENTADAS



Practicar el sexo sentado limita considerablemente la capacidad de movimientos de la pareja, pero permite una forma de relación delicada, tranquila y muy íntima; además, las posturas en las que los amantes se encuentran cara a cara permiten besarse, abrazarse y acariciarse.



Para mantener relaciones sentados en una cama, el hombre se sienta con las piernas estiradas y la mujer se coloca en su regazo, con las piernas por detrás de la espalda del hombre. La mujer hace entrar cuidadosamente el pene en su vagina. En el caso de utilizar una silla, la mujer se sienta en el regazo del hombre con las piernas separadas, ya sea de cara al compañero o dándole la espalda.

POSTURAS DE LADO



La versión más sencilla de las posturas de lado es aquella en la que la pareja está cara a cara. Es posible llegar a esta posición rodando con cuidado desde la posición básica del hombre o la mujer encima, manteniendo la penetración mientras cambian la postura, o bien tumbarse de lado y comenzar la penetración. Para variar esta posición, uno de los miembros de la pareja puede subir al máximo la pierna que tiene encima del otro.



La versión de penetración por detrás se conoce como la postura de las cucharas, ya que los amantes adoptan una forma similar a la de dos cucharas encajadas. La mujer se tumba de lado y el hombre se acuesta detrás, acurrucado contra su espalda. A continuación, ella levanta ligeramente las rodillas para permitir la penetración desde atrás, y el hombre acopla las rodillas detrás de las de la mujer. En esta posición, el hombre puede besar y acariciar el cuello y los hombros de la mujer, además de utilizar su mano libre para acariciar los pechos y masajear suavemente el clítoris de su compañera. Debido a la comodidad de esta postura, se trata de un buen modo de practicar el sexo durante los últimos meses del embarazo o para las parejas de más edad o menos flexibles.




Cuando se comienza una relación, es habitual proceder con cautela en cuanto a la expresión de los deseos sexuales. Tal vez se sienta incómodo o ansioso ante la posibilidad de impresionar a su pareja o de hacerle pensar que no es la persona que ella esperaba, o quizá sienta que debe esperar el momento adecuado.

Para algunas parejas, no obstante, el momento siempre parece ser el adecuado, y antes de darse cuenta el sexo se ha convertido en una rutina, sobre la que ninguno de los dos se atreve a pedir cambios.

En primer lugar, defina exactamente qué es lo que desea añadir o cambiar de su vida sexual. Esto le permitirá realizar sugerencias positivas a su compañero, y no afirmaciones negativas del tipo "nuestra vida sexual es aburrida" o "nunca hacemos nada diferente". La conversación con su pareja nunca debe ir acompañada de una crítica hacia el último acto sexual realizado. Simplemente, diga que siente curiosidad o que cree que podría ser divertido experimentar.

También puede expresar sus deseos sexuales mediante la comunicación no verbal. Por ejemplo, durante los juegos preliminares puede guiar suavemente la mano o la boca de su pareja a los puntos que desee que le acaricie.

Algunas posturas sexuales facilitan el orgasmo femenino. Las mujeres que tienen dificultades para llegar al orgasmo únicamente con la penetración (por ejemplo, sin estimulación manual u oral) encuentran ayuda en la posición en que ellas se colocan encima.

La mujer puede utilizar sus manos para empujarse hacia delante y hacia atrás, creando así fricción en el clítoris.

Las posturas con la mujer encima pueden maximizar la fricción entre el clítoris  y el hueso púbico del hombre.

CEREBRO Y MENTE



El cerebro sigue una serie de pautas a la hora de desarrollarse. Conocerlas puede ser la clave para aprovechar mejor nuestras capacidades.

Los humanos, como el resto de seres vivos, venimos orquestados (desde el momento de nacer, y aún antes) con ritmos procedentes de la Tierra. Esto se refleja de una manera evidente en el funcionamiento de nuestra mente. El cerebro no mantiene sus interacciones con el medio que le rodea de una manera lineal y constante durante todo el arco vital, sino que desde el momento de nacer, viene orquestado con ritmos, que pueden durar horas, días o hasta meses y años.



Todos sabemos, por ejemplo, que, acorde al día y la noche, a la luz y la oscuridad, cambia sus funciones, produciendo los estados de vigilia y de sueño. Cabe recordar, además, que estas funciones son consecuencia del enorme tráfico molecular que se da en la intimidad de las neuronas. En cuestión de horas aparecen o desaparecen millones de receptores para determinados neurotransmisores, cuyos códigos median estos cambios funcionales del cerebro y, en consecuencia, nuestra conducta.

RITMO CEREBRAL

Pero existen otros ritmos menos evidentes, menos conocidos. Tienen que ver con el desarrollo del cerebro, con cómo se construyen el ser humano tras el nacimiento, y dan lugar al juego más específico entre los genes que porta el individuo y el medio ambiente en el que vive. Estos ritmos son como ventanas, se abren sólo en un momento determinado, de forma que cierta información del entorno (sensorial, motor, familiar, social, emocional o de razonamiento) puede entrar por ellas y transformar al cerebro de la forma más óptima y efectiva. En esencia, podemos definir a la mente como un complejo edificio construido con millones de ventanas diferentes que se abren, durante un período determinado de tiempo, para cerrarse después, de un modo casi definitivo. Y es en ese período de tiempo en que están abiertas cuando el medio que nos rodea penetra por ellas y va construyendo de modo único, nunca repetido, lo que hemos venido en denominar individualidad.



Ahora empezamos a saber que estas ventanas plásticas o períodos críticos, en los que se conforman circuitos neuronales específicos, son absolutamente fundamentales para el correcto desarrollo de muchas funciones del cerebro como el habla, la visión, la emoción, las habilidades para la música o las matemáticas, el aprendizaje de una segunda lengua o, en general, los procesos cognitivos (es decir, los relacionados con el conocimiento y el razonamiento). Pero es que, además, estas ventanas plásticas se abren y se cierran no sólo a lo largo del período del desarrollo del ser humano, sino también durante la misma edad adulta, en la propia vejez e, incluso, durante la aparición de diversas patologías en los distintos períodos de la vida, que pueden afectar a muchas y diversas funciones del cerebro.

LAS PRIMERAS VENTANAS



El ejemplo de ventana plástica más claro y definitivo en el mundo biológico es el descrito por el famoso etólogo Konrad Lorenz en las aves y que se conoce como "imprinting". Los polluelos, tras salir del cascarón, siguen al primer objeto que se mueve delante de ellos, que es generalmente su madre. Esta tendencia dura sólo unas horas, pasadas las cuales se pierde. Es un momento crítico, extraño si se quiere, en el que el cerebro en desarrollo, dirigido por códigos específicos, adquiere parámetros ambientales que pueden afianzar la seguridad y la supervivencia.



En los niños recién nacidos ocurre otro tanto para muchas funciones; por ejemplo, para la visión. El período de los primeros meses tras el nacimiento es tan crítico que la deprivación de la capacidad de ver, aunque sea sólo durante una semana, puede tener marcados efectos negativos en la futura visión del niño. Hoy se sabe que, además, el desarrollo de los diferentes circuitos en la retina, el tálamo y otras muchas áreas de la corteza cerebral que codifican para diversos aspectos del mundo visual (como las percepciones de las formas, el color, el movimiento, la profundidad, etc...) se desarrollan con ventanas plásticas que se abren a tiempos diferentes.



En realidad, esta enorme plasticidad, estos cambios en la conformación sináptica cerebral, alcanzan a todos y cada uno de los sistemas sensoriales, desde la audición al tacto, el gusto y el olfato. También se dan en muchas y diferentes funciones del sistema emocional o en la adquisición y organización de los actos motores humanos, desde aquellos que nos mantienen de pie, con la postura erecta, a aquellos otros altamente complejos que permiten, tras un proceso cerebral muy complejo, escribir. Todo hay que aprenderlo en el mejor momento, en el más oportuno.



Pero es quizás la adquisición del habla por los niños la ventana plástica más claramente establecida y conocida. El habla no es un patrimonio con el que venimos al mundo. Se nace con la potencialidad de hablar, pero sólo el aprendizaje en un período de tiempo determinado logra convertir en hecho aquello que solamente está en potencia. Sabemos que un niño que no ha oído hablar nunca a sus semejantes antes de los siete u ocho años, nunca después podrá hacerlo o, desde luego, lo hará con enormes dificultades y limitaciones. La ventana plástica del lenguaje se cierra alrededor de esa edad. Y sabemos, además, que existen ventanas plásticas para la formación de los subsistemas o componentes del lenguaje. Por ejemplo, es diferente el proceso de adquisición de la semántica (significado de las palabras) que el de la sintaxis (construcción del lenguaje).



Es posible, también, que existan ventanas no sólo para los grandes sistemas o subsistemas, sino microventanas de duración de horas o días en la conformación molecular de esos microcircuitos para funciones determinadas.

VENTANAS PARA MADURAR

Otras ventanas plásticas de enorme relevancia para el ser humano son aquellas que se abren alrededor de la pubertad. Conocer los mecanismos por los cuales opera el cerebro emocional en esas edades tempranas, y saber cómo se codifica esa mezcla de componentes dados por la genética, el ambiente, la educación y la cultura, en el contexto de una invasión hormonal crítica que "abre" el cerebro y fija nuevos patrones de conducta individual, es absolutamente imprescindible para descubrir las raíces biológicas del comportamiento durante la adolescencia. Precisamente durante este período el cerebro sufre profundos cambios en su camino de construcción hacia el ser adulto; cambios que no son sólo de matiz o "modelado" de un cerebro ya hecho, sino que constituyen un auténtico "hacerse" adulto, en el que se produce la muerte de muchas neuronas y el aumento del grosor del árbol de conexiones de las que quedan vivas.

Precisamente, en relación con las ventanas plásticas de la adolescencia, existe un área del cerebro, la denominada corteza prefrontal, que sufre un retraso de maduración considerable; un retraso fisiológico, es decir, genéticamente programado. Este área alberga nodos, circuitos y distribuidores de información hacia otras áreas del cerebro con las que se elaboran los procesos mentales de todo aquello que consideramos más humano, desde la ética y la moral al razonamiento y la responsabilidad social, desde el control de las emociones a la planificación responsable del futuro de la propia vida privada o profesional del individuo. Esta parte del cerebro no termina de madurar hasta bien alcanzados los 25 ó 27 años de edad. De las ventanas que se abren y cierran en este largo período tan crucial para la construcción del hombre, quizás podamos sacar ventaja para alcanzar en el futuro una mejor y más madura sociedad humana.

UNA VISIÓN NUEVA

Lo extraordinario de todos estos nuevos conocimientos es que están llegando a la sociedad y crean una nueva expectativa en los padres y responsables sociales (maestros y profesores) acerca de cuáles pueden ser los mejores requisitos para una buena educación. ¿Cómo influyen los videojuegos en los niños y qué momento es el más óptimo para que los niños comiencen con ellos, y no antes? ¿Y qué momento es el mejor para que terminen con ellos, y no después?¿Cuál es el mejor período, el más receptivo, para enseñar a los niños inglés o una tercera lengua?¿Cuándo y qué se debe enseñar al niño desde que despierta su curiosidad acerca de la sexualidad?¿Cuáles son los períodos en que el adolescente es altamente receptivo a digerir temas relacionados con la violencia?¿Qué ventanas se abren, en ese largo período de la adolescencia que acabamos de comentar, para la entrada de información específica procedente del entorno social, amigos, padres, abuelos, cine, televisión...?

Todavía desconocemos los factores que controlan la duración y la aparición precisa de estos períodos críticos o ventanas plásticas, pero sí empezamos a saber que son diferentes para cada sistema funcional del cerebro. También empezamos a saber que la apertura y cierre de estas ventanas no es absolutamente rígida en el tiempo, sino que el comienzo de un período crítico puede acortarse y, desde luego, alargarse dependiendo de muchos factores. Todo ello nos lleva a la conclusión de que las capacidades para aprender no son las mismas a lo largo de la vida y que algunas tienen un período más sensible que otras a lo largo del desarrollo. Muy posiblemente, el que se aprenda y desarrolle una capacidad específica (como conjunción de genes y medio ambiente específicos) en su tiempo adecuado sea fundamental para seguir con un posterior desarrollo y potenciación de otras.

Las consecuencias de cuanto acabo de señalar para la educación del ser humano son enormes y permiten empezar a entender que la variabilidad de los talentos que cada ser humano desarrolla no sólo depende de los genes y del medio ambiente determinado en que éstos se expresen, sino de los tiempos en que ambos se conjuntan. Se empieza a abrir un nuevo capítulo de la neurociencia cognitiva en el que se estudia cómo se puede aprender y memorizar mejor en los períodos perinatales, primera, segunda y tercera infancia, pubertad, adolescencia, jóvenes adultos, adultos y hasta en la propia senescencia. y en los colegios, en las universidades y en la formación profesional o en los medios profesionales.

Empezamos a desmenuzar esos ingredientes básicos conocidos que son la emoción, los estímulos novedosos, la atención o la repetición. Como ejemplo, valdría señalar que la atención, ese proceso esencial para aprender, no la genera un sólo mecanismo cerebral, sino que para cada edad, los mecanismos neuronales de los procesos atencionales son posiblemente diferentes. Y esto, sin duda, debe ser de importancia sobresaliente para la enseñanza en un inmediato futuro.

Muchos interrogantes quedan todavía por resolver. Pero es cierto que lo que hemos comenzado a denominar "neuroeducación" puede deparar conocimientos sorprendentes futuros para el ser humano sobre cómo percibe y construye el mundo propio y el que le rodea.



Autor: Francisco Mora, doctor en Medicina por la Universidad de Granada y doctor en Neurociencias por la Universidad de Oxford (Reino Unido). Actualmente, ejerce como profesor en la Universidad Complutense de Madrid y como profesor adscrito en la Universidad de Iowa (EEUU.). Además, es miembro del Wofson College, en Oxford, y ha escrito varios libros sobre divulgación en el ámbito de las neurociencias. El último es "El dios de cada uno: por qué la neurociencia niega la existencia de un dios universal"

jueves, 29 de septiembre de 2011

NOTICIAS DE SALUD Y SANIDAD 29.09.2011

ABC

La Generalitat rectifica y reduce a 15 días el pago aplazado a los asilos.

La diabetes y el cáncer tienen una base biológica común.

Los efectos del tifón Nesat en Asia.

28.09.2011

Investigadores españoles desarrollan una vacuna contra el VIH segura y que produce respuesta inmune.

Recomiendan a los varones la primera colonoscopia antes de cumplir los 50 años.

ARA

Un miler de metges surten al carrer contra les retallades.



L´Hospital Universitari de Bellvitge agraeix la "disponibilitat" dels cirurgians que s´han ofert a operar gratis.

Macroperació de la Interpol contra les xarxes de distribució de fàrmacs falsos.

Més de 64.000 llars van rebre aigua no potable el 2009.

La deuta dels catalans, la més alta d´Espanya, després dels madrilenys.

El personal sanitari boicoteja la reunió amb el Govern per negociar les retallades.



AVUI + / EL PUNT

Els trealladors de l´Hospital de Sant Pau rebutgen de ple l´ERO.



L´ICS i els sindicats reprendran les negociacions dilluns.

Els metges del Trueta també faran vaga.

Ara li toca pagar a la Banca.

Metges i Infermeres tallen la Gran Via en contra de les retallades.



Metges i Infermeres entren a la seu de l´ICS.



Els metges d´urgències convoquen vaga.

Hi ha un 11% més de trasplantaments d´òrgans.

Algunes residències avisen que no podran pagar sous.



Sopar benèfic contra el càncer el 6 d´octubre.

Una prova als ulls ajudarà a predir el risc cardiovascular.

28.09.2011

Mas, del diagnòstic al tractament.

EFE

El Gobierno de Merkel, reforzado por la aprobación del Fondo de Estabilización en el Bundestag.

EL PAÍS

La reunión entre el ICS y sindicatos fracasa tras la invasión de decenas de manifestantes.



Los índigenas bolivianos redoblan su desafío contra Evo Morales.



Médicos del Hospital de Bellvitge se ofrecen para operar gratis a enfermos de cáncer.

El comité del centro Príncipe Felipe acusa a la empresa de no dar datos de despidos.

Les invito a que vengan a verlo.

EL PERÓDICO DE CATALUNYA

Una protesta de medio millar de médicos, en Barcelona, contra los recortes.

Suspendido el desalojo de 9 pisos en el Raval por la presión vecinal.

La crisis y los taxis cansados.

La opacidad de Salud sobre listas de espera dispara la inquietud.

LA VANGUARDIA

Información que puede salvar vidas en los ECG.

El personal sanitario vuelve a cortar el centro de Barcelona por los recortes.

Hallada la mayor fosa común del Franquismo en Cádiz.

Segundo día de paro en RENFE.

Identifican mecanismos clave en la biología de las células madre tumorales.

ERE político.



En un futuro podremos trasplantar corazones de animales a personas.

28.09.2011

Los médicos denuncian que corazón y cáncer también están en lista de espera.

Greenpeace denuncia el frenazo a las energías renovables.



EUROPAPRESS

Interrupción de la negociación laboral del ICS.

El PP quiere cambiar la Ley del Aborto.



Entidades de lucha contra el Sida lamentan que Catalunya elimine su programa específico.

El Colegio de Médicos de Madrid asegura que el Registro de Profesionales evitará el intrusismo.

Sanidad retira del mercado un complemento alimenticio por incluir melatonina entre sus ingredientes.

Sanidad aprueba un fármaco como primer tratamiento para la leucemia mieloide crónica.

Campaña para poder encuestar a pacientes con diabetes.

El uso de un fármaco ofrece altas tasas de respuesta frente al cáncer colorrectal con K-RAS nativo.









28.09.2011

Los pediatras piden a los profesionales sanitarios que se vacunen contra la gripe.

La OMS pide a los países americanos que no se rindan en su lucha contra el tabaco.

El Gobierno prevé invertir hasta 650 millones de euros anuales en compra pública innovadora.

Recomiendan retirar el Wifi de los colegios.








PÚBLICO










28.09.2011


LE MONDE











EL CLIMA

Mario Molina es ingeniero químico y premio Nobel de Química en 1995 por su investigación sobre la acción de determinados compuestos tóxicos que emiten las fábricas, los clorofluorocarburos (CFC) en la atmósfera, responsables en gran parte del agujero de la capa de ozono. Estas emisiones están ocasionando la destrucción de un filtro indispensable para la naturaleza, puesto que el ozono ejerce de pantalla ante las radiaciones ultravioletas procedentes del Sol. 

Mario Molina


¿Qué es la capa de ozono?




A pesar de su frecuente utilización, el término "Capa de ozono" es entendido, generalmente, de una manera que se presta al equívoco. El término sugiere que, a una cierta altura de la atmósfera, existe un nivel de ozono concentrado que cubre y protege la tierra, a modo de un cielo  que estuviese encapotado por un estrato nuboso. Lo cierto es que el ozono no está concentrado en un estrato, ni tampoco por lo tanto, está situado a una altura específica, si no que es un gas escaso que está muy diluido en el aire y que, además, aparece desde el suelo hasta más allá de la estratosfera.



La capa de ozono se encuentra en la estratosfera, aproximadamente de 10 a 15 Km. sobre la superficie del planeta. El ozono es un compuesto inestable de tres átomos de oxígeno, el cual actúa como un potente filtro solar evitando el paso de una pequeña parte de la radiación ultravioleta (UV) llamada B que se extiende desde los 280 hasta los 320 manómetros (nm).

La radiación UV-B puede producir daño en los seres vivos, dependiendo de su intensidad y tiempo de exposición; estos daños pueden abarcar desde irritación en la piel, conjuntivitis y deterioro en el sistema de defensas, hasta llegar a afectar el crecimiento de las plantas, dañando el fitoplancton,  con las posteriores consecuencias que esto ocasiona para el normal desarrollo de la fauna marina.

El ozono es un gas tan escaso que, si en un momento lo separásemos del resto del aire y lo atrajésemos al ras de tierra, tendría solamente 3 mm. de espesor.

El ozono está en todas partes y a  cualquier altura. Incluso en los niveles estratosféricos  de máxima concentración relativa es un componente minoritario de la mezcla de gases que componen el aire. En ninguna altura, llega a representar ni el 0,001% del volumen total de aire.



La capa de ozono es muy frágil. La atmósfera es muy delgada, como la piel de una manzana. Pero en un parte de la atmósfera, en la estratosfera se concentra lo que llamamos capa de ozono, que es donde existe este compuesto natural que tiene la propiedad de absorber radiación ultravioleta del Sol, lo cual está muy bien, porque los rayos ultravioletas son capaces de romper moléculas, ocasionando a los seres humanos cáncer de piel o cataratas. Además, hay otros rayos peores todavía, que destruyen prácticamente todas las moléculas. Y el ozono nos protege de ellos, permitiendo que haya vida en la Tierra.

Sherry Rowland


Lo que se ha descubierto, junto a Sherry Rowland en los años setenta, es que los CFC, que se inventaron para reemplazar a otros tóxicos (como el dióxido de azufre o el amoníaco, que se usaban en refrigeradores y daban muchos problemas, se convertían en líquidos a vapores muy fácilmente y se estaban acumulando en la atmósfera. Nos preguntamos qué podría pasar, porque son tan estables que pueden llegar a la estratosfera, donde se encuentra la capa de ozono. Los compuestos no la afectan directamente, pero se descomponen, precisamente a causa de esta radiación ultravioleta, y los productos de descomposición (sobre todo los átomos de Cloro y los átomos de Bromo) sí que destruyen la capa de ozono. Es un proceso catalítico, es decir, que cantidades pequeñas de CFCs destruyen grandes cantidades de ozono. Pero entonces era sólo una hipótesis, había que probarlo.

El primer paso fue comprobar la hipótesis. Se hicieron experimentos y, efectivamente, la predicción se materializó: en una parte de la atmósfera desapareció casi totalmente el ozono, en las alturas, donde es más abundante. Eso es lo que llamamos el "agujero" de la capa de ozono, que se encuentra sólo sobre la Antártida.



Y menos mal, porque es donde la atmósfera es más fría. Aunque después se pudieron hacer experimentos muy definitivos que comprobaron con certidumbre que eran esos CFC -o sus productos de descomposición- los que ocasionaron ese agujero que antes no existía. El agujero se generó en los años ochenta y la predicción se hizo en los años setenta. Esa capa sigue dañada. Este agujero se genera en la primavera, en el hemisferio sur, pero lo que esperamos es que desaparezca en las próximas décadas. Sigue estando porque estos CFCs, que se emitieron sobre todo en el siglo pasado, permanecen en la atmósfera durante un siglo o más. Así que estamos viendo el daño ocasionado por lo que ya se emitió. Por otra parte, se sabe, con mucha certeza, que los CFCs del pasado ya han empezado a desaparecer gracias al acuerdo internacional, el Protocolo de Montreal y otros acuerdos posteriores.

Con esto se ha conseguido que ya no se produzcan industrialmente, o sea que los acuerdos y el protocolo han tenido un éxito sin precedentes. Esto es un precedente importante porque no se trata sólo de decir que va a haber una crisis y que nos van a pasar cosas a todos. Se trata también de diseñar la solución. No es algo que concierne sólo a la ciencia, también concierne a la diplomacia internacional. Se pudo convencer prácticamente a todos los países del planeta, que se pusieron de acuerdo. Así se resolvió el problema.

Ahora el tema primordial es el calentamiento global y su relación con el CO2 natural, que lo necesitamos para sobrevivir y, sin embargo, ahora hay demasiado y eso crea un peligro a la humanidad. El planeta tiene lo que se llama "efecto invernadero natural" que lo produce el CO2 (dióxido de carbono) junto con el vapor de agua. Ambos absorben parte de la emisión infrarroja que emite la superficie. Pero, no otra parte, hacen que la atmósfera funcione como una manta, calentando el planeta. Hace que vivamos en una temperatura de unos 30 ºC.



Sin este efecto de invernadero natural viviríamos en una temperatura de -15 ºC. Así que el efecto invernadero natural es importantísimo. El dióxido de carbono y el vapor de agua son indispensables para tener el clima en el que pudo evolucionar la vida. Y por eso nos preocupa ahora que esté aumentando este dióxido de carbono. Ya tenemos más CO2 de lo que ha habido en el último medio millón de años. La preocupación es que, si continúan las emisiones históricas, si no nos preocupamos de este problema y continuamos con el progreso (sobre todo en los países en desarrollo), podría duplicarse la cantidad de dióxido de carbono o más.



La sociedad no va a dejar de emitir dióxido de carbono inmediatamente porque los combustibles fósiles constituyen una parte esencial del funcionamiento de la sociedad. Lo más probable es que la temperatura suba más de dos grados. Y si no hacemos nada, podría subir tres o cuatro, lo que sería verdaderamente muy arriesgado para el conjunto de la sociedad humana.



Lo más importante que puede hacer la sociedad a nivel individual es presionar a sus gobiernos, porque cambiar el modelo es posible. Podemos dejar de usar combustibles fósiles o usarlos siempre y cuando se capturen esas emisiones. Claro, eso cuesta dinero, y ahí está el problema.



Se ha de invertir más en políticas de prevención de problemas climáticos y ecológicos porque es mucho más caro tratar de sanar las consecuencias de los eventos climáticos extremos. La dificultad está en convencer a la sociedad de hacer las inversiones necesarias para prevenir esos eventos, por un lado; y, po el otro, es un poco una cuestión de escala de tiempo. Esto ya está pasando y nos va a pasar en nuestra propia generación. Pero va a ser mucho peor para nuestros hijos y nuestros nietos, por lo que la solución depende de la importancia que le dé la sociedad al bienestar de las futuras generaciones.



Un jefe indio, en el siglo XIX, Seattle explicaba: "La Tierra no la hemos heredado de nuestros padres, tan sólo nos la han prestado nuestros hijos y debemos devolvérsela mejor. ¿Qué es el hombre sin los animales?. Si todos los animales desaparecieran el hombre también moriría por la gran soledad de su espíritu. Aquello que sucede a los animales, luego sucede a los hombres. Aquello que sucede a la Tierra, también sucede a los hijos de la Tierra".



Hoy por hoy, la población del planeta continúa creciendo, tenemos ya más de 6.000 millones de habitantes pero, con toda probabilidad, vamos a llegar a los 9.000 millones de habitantes. Es decir, que la población va a aumentar otro 50%. Necesitamos recursos naturales: agricultura, poder eliminar todos los desperdicios de nuestras actividades... Y si no hacemos esto de una manera inteligente o creativa, el medio ambiente se dañará, que es la fuente de todos los beneficios que tenemos. Para tener un nivel de vida favorable, necesitamos gozar de un medio ambiente sano, y éste es el problema: que tanto desde el punto de vista puramente económico como desde el punto de vista ético, estamos afectando de manera desproporcionada a la parte de la población más pobre (los que no tienen recursos) con inundaciones, hambrunas, infecciones, etc... ¿Qué les va a pasar? En siglos anteriores, podían emigrar. Pero ya llenamos el planeta, ya no se puede