viernes, 31 de diciembre de 2010

PARA CONOCERTE HAS DE CONOCER TU CORTEZA CEREBRAL

Según Javier de Felipe, neurobiólogo del Instituto Ramón y Cajal (CSIC), conocer como funciona la corteza cerebral es conocernos a nosotros mismos, éste investigador de la botánica, la bioquímica y la genética es un gran investigador, pero fueron sus conocimientos en neurología los que le llevaron a participar en la misión NEUROLAB (1998) de la NASA y ahora forma parte del ambicioso proyecto internacional Blue Brain, iniciativa que arrancó en 2002 y su objetivo es recrear un modelo de la estructura fisiológica del cerebro en el ordenador, que podría ayudar a entender patologías como el Alzheimer o la esquizofrenia.

JAVIER DE FELIPE (NEUROBIÓLOGO DEL CSIC)

Javier de Felipe nos informa que el estudio de la estructura que recubre el cerebro es un mundo fascinante, la corteza representa nada menos que el 85 % del cerebro y está relacionada con las capacidades que distinguen al ser humano del resto de los animales, como la abstracción, la creatividad, el lenguaje, la memoria  o la posibilidad de inventar. Es la región cerebral que más ha evolucionado y en ella se encuentra aquello que nos hace ser humanos.

Los primates comparten con nosotros una estructura cerebral similar, pero ellos tardan años en aprender cosas como comer en un plato, mientras que un niño de dos años es capaz de hacer eso y más. Javier de Felipe nos indica que muchos científicos piensan que la diferencia entre el ser humano y el resto de animales se basa en que existe una mayor complejidad de la neocorteza humana, que es la parte de la corteza cerebral que se desarrolló de forma más tardía en la evolución, con un mayor número de circuitos. La corteza está formada por unas estructuras elementales que se llaman "columnas" y se sabe que en el cerebro humano hay muchas más de estas columnas que en otras especies. Tener un mayor número de estos elementos básicos supone una mayor capacidad.


Otros científicos, entre los que se encuentra Javier de Felipe, creen que, además, la diferencia entre el ser humano y el resto de mamíferos estriba en una serie de células nuevas, únicas de nuestra especie, que caracterizan nuestra corteza. No quiere decir que seamos los únicos; los animales también tienen células propias, por ejemplo una jirafa tiene unas neuronas únicas y exclusivas de las jirafas en su corteza cerebral. Es decir, cada especie tiene un cerebro propio y si comparamos un cerebro de chimpancé con uno humano, veremos que presenta diferencias. No sólo poseemos una mayor cantidad de circuitos neuronales, sino que la propia estructura del cerebro en sí es la que cambia.

La corteza cerebral es la región del cerebro más estudiada de la ciencia, se publican miles de artículos cada año. La actividad de esta región está relacionada con aquellas características que nos hacen ser humanos. Es muy importante conocer bien su funcionamiento, porque eso nos permitiría conocernos a nosotros mismos. Por eso, neurocientíficos de todo el mundo están dentro del proyecto Blue Brain, a través de un enorme esfuerzo internacional para coordinar cientos de investigadores, es decir, es como disponer de un laboratorio multidisciplinar mundial. Esto ha surgido porque ahora se tienen medios increíbles para la investigación, como superordenadores y microscopios electrónicos que permiten el estudio del cerebro a nivel microestructural, nanométrico (un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro). Hasta hace poco era casi imposible reconstruir en modelos por ordenador las imágenes de las conexiones entre neuronas: para reconstruir un milímetro cúbico hacen falta nada menos que cerca de 10.000 millones de imágenes. Ahora se hace una aproximación matemática, se visualizan las estructuras en dos dimensiones y, a continuación, se aplica más matemáticas para incorporar a esas figuras volumen. De forma automática, y a partir de la información que proporcionan los microscopios electrónicos, se van escaneando lonchas ultrafinas de corteza, de 20 nanómetros de espesor, que luego se recomponen para obtener la imagen de tres dimensiones. También se analizan las miles y miles de conexiones sinápticas neuronales mediante métodos matemáticos. En eso consiste el proyecto Blue Brain, muchos grupos coordinados de todo el mundo que trabajan con nuevas tecnologías.

COLUMNA CORTICAL DE NEURONAS INTERCONECTADAS VERTICALMENTE

Cada grupo aplica sus conocimientos para un mismo fin. Es un intento exhaustivo a escala mundial para hacer ingeniería inversa del cerebro: se quiere desmontar la máquina para entenderla y poder volver a montarla.

En España existen 50 grupos y estudian las columnas neuronales. Son como una especie de cilindros de un cuarto de milímetro de diámetro y una altura de entre 1,5 y 4,5 milímetros, que es el espesor de la corteza. Aunque sólo se cuenta con estimaciones, se cree que en el cerebro humano puede llegar a haber 50 millones de columnas y, en cada una de ellas, unas 60.000 neuronas. Nadie ha logrado reconstruir una columna y eso es lo que se pretende en España. Se quiere saber todo sobre las columnas, desde cuántas sinapsis se producen (las sinapsis son las conexiones que se establecen entre neurona y neurona), el número de vasos sanguíneos que las riegan, qué tipo de células nerviosas tienen, cuántas hay, etc....

NEURONAS Y NEUROGLIA

Es importante conocer bien las columnas porque si se sabe como funcionan y hacemos un modelo informático de una de ellas, podemos modificar sus parámetros y ver cómo se comporta ante los cambios que le produzcamos. Podemos disminuir, aumentar o bloquear las conexiones y ver cuál es la respuesta de la columna. Con esta información se podrá estudiar el funcionamiento de cualquier enfermedad que la afecte, como el Alzheimer, la epilepsia, la esquizofrenia, la demencia o la depresión. Y podremos simular, por ejemplo, la acción de determinados fármacos en el cerebro, como los que se estan usando para tratar el Alzheimer o la depresión.

TEJIDO NERVIOSO

Son muchas disciplinas diferentes las que estudian el cerebro, están los neurocientíficos, los psiquiatras, los neurólogos, los psicólogos,... miles de personas. Uno de los grandes problemas al que nos enfrentamos, en la actualidad, es que es difícil extrapolar la información de un laboratorio a otro; en los papers (artículos que publican los equipos de investigación para dar a conocer los resultados obtenidos), por ejemplo, no se suele especificar con qué especie de rata se ha hecho el estudio ni de qué edad eran los individuos. Tampoco se suele describir todo lo que el científico ve. Por lo tanto, cuando se estudia un trabajo científico es muy difícil que luego un laboratorio pueda aplicar lo que ha encontrado otro. De ahí que se repitan tantas investigaciones. Además, hay muchos descubrimientos que no están demasiado claros, que están basados en hipótesis y eso genera un gran problema.

En el proyecto Blue Brain, por primera vez en la historia, todos los grupos que participamos, de todo el mundo, estudiamos lo mismo: una columna neuronal de una determinada rata macho, de una determinada edad. Y puede ser que en 4 o 5 años se tenga la estructura completa de la columna de una rata. De forma individual, un sólo grupo, para obtener toda esa información podría tardar más de 300 años.

No hay ningún otro órgano del cuerpo humano tan complejo como el cerebro; el hígado, los riñones, son mucho más sencillos; tienen tan sólo dos o tres tipos de células y nada más, sin prolongaciones, ni conexiones. El cerebro es demasiado complejo, y algunos científicos creen que saberlo todo de él es imposible. Pero a Javier de Felipe le gusta expresar que, aunque apenas pesa un kilo y medio y cabe en una mano, es todo un universo; también declara que ahora se cuenta con las herramientas necesarias y se necesita organización, aunque sea difícil de conocer.

Cada avance en las investigaciones descubre nuevas cosas sobre el cerebro, pero eso no quiere decir que sea infinito. Llegará un momento en que no habrá nada nuevo que estudiar, porque es un órgano complejo, pero limitado. Desde que se empezó a coordinar el proyecto y a organizarse se ha avanzado de forma brutal., se han establecido puentes entre disciplinas; por ejemplo, con matemáticos, que nunca en su vida habían visto una neurona, se ha conseguido crear células nerviosas virtuales. Se ha desarrollado también un programa que sirve para marcar las sinapsis. Lo que antes se tardaba años en hacer, ahora con este programa se obtiene en un sólo día. Trabajar con matemáticos, con informáticos, con físicos, aporta puntos de vista distintos, enriquece el trabajo y produce avances en la forma de visualización, que a su vez, permiten que se hagan análisis que quizás a los neurobiológos no se les hubiese ocurrido.


La mayoría de las capacidades cognitivas, como el lenguaje, la memoria o el aprendizaje, tienen que ver con las espinas dendríticas, unas estructuras que se encuentran en las células piramidales, que son las células nerviosas principales de la corteza cerebral. Las piramidales son las más numerosas y las espinas dendríticas son como las espinas de una rosa, una especie de pequeñas profusiones que tienen estas neuronas. Y es justo ahí donde se forman la mayor parte de las conexiones de la corteza.


Es importante conocer cómo se forman y analizarlo, saber cómo se mantienen y cómo reaccionan ante los medicamentos porque en cualquier enfermedad que afecta a la corteza cerebral, las espinas actúan como dianas. Además, cada uno de nosotros tiene un número distinto, porque no nacemos con ellas, sino que se desarrollan. Cuanto más estimules el cerebro, más conexiones se desarrollan y, por tanto, más espinas dendríticas tendrás. Las personas que se dedican a actividades intelectuales, por ejemplo, suelen tener un mayor número.

CORTEZA CEREBRAL
Es cierto que también interviene la genética de cada individuo, pero no naces con un número determinado de espinas, pero sí con una predisposición genética a tener un máximo de ellas. Por ejemplo, una persona puede haber nacido para tener unas 25.000 espinas por célula piramidal, pero por su actividad intelectual, sólo haber desarrollado 15.000. En cambio, otra persona puede que tenga un cerebro para 20.000 espinas como mucho, pero desarrrollado a tope, por lo que al final tiene más habilidades y capacidades que la otra persona, que había heredado una mayor potencialidad. Es muy probable que existan muchas personas que podrían haber llegado a ser grandes artistas, escritores, matemáticos brillantes, músicos y que no lo sean, porque no han desarrollado esas habilidades. Ser o no ser un genio depende de la educación, de los valores aprendidos.

CÉLULAS PIRAMIDALES
Una persona intelectual como Pascual Maragall, el ex presidente de la Generalitat de Catalunya, si empieza a perder espinas dendríticas por el Alzheimer, como tiene muchas de reserva, porque ha desarrollado millones de conexiones, provoca que el avance de la enfermedad sea más lento y se note mucho menos. En cambio, en otra persona que no haya estimulado tanto su cerebro, el proceso es más rápido. Las espinas que se pierden por el avance de la enfermedad, no se pueden recuperar. Cuando desaparecen, con ellas se borran memorias, recuerdos, conocimientos hasta el deterioro máximo que provoca el Alhzeimer.

CÉLULA PIRAMIDAL

NOTICIAS DE SALUD Y SANIDAD 27.12.2010

AVUI +

Programat per l´obesitat.

Quasi 4.000 alumnes reben classe a l´hospital.

DIARIO MÉDICO

El copago ha bajado del 17,5 % al 5,8 %.

La factura crece, pero el copago sigue bajando.

Hallan en pacientes un nuevo gen implicado en el cáncer de pulmón.

La reforma del Clínico San Carlos concluirá en marzo tras casi 20 años de obras.

EL PAÍS

Músculos a costa de fertilidad.

LA VANGUARDIA

Estamos medicalizando la vida en exceso.

La ley de muerte digna seguirá los pasos de la norma andaluza.

El centro médico Teknon atenderá las 24 horas del día por videoconferencia a las tripulaciones.

Nochebuena y Navidad a oscuras en el Carmel.

CORREO MÉDICO

Rechazo sindical al retiro a los 67 años que propone el Gobierno.

El médico rechaza la jubilación a los 67 que baraja Zapatero.

Salud y prevención en el aeropuerto.

Atención sanitaria de altura en los aeropuertos españoles.

NOTICIAS DE SALUD Y SANIDAD 28.12.2010

ARA

Barcelona prepara l´obertura de tres sales de venipunció.

AVUI +

Copagament sense embuts.

DIARIO MÉDICO

Montilla deja un déficit de 6.000 millones en parte por culpa de salud.

EL MUNDO

El nuevo consejero de Salud defiende el copago sanitario.

EL PAÍS

Cuidado con ese codo de móvil.

La Sanidad Pública para el jefe de la patronal.

EL PUNT

Indemnització de 68.000 euros per un error de diagnòstic.

LA VANGUARDIA

La gripe empieza su ascenso y el sarampión revive en Barcelona.

Se sabe las cuentas.

20 MINUTOS BARCELONA

Alerten d´un brot incipient de sarampió a Barcelona.

NOTICIAS DE SALUD Y SANIDAD 29.12.2010

AVUI +

Any nou amb menys tabac.

Primeres queixes sobre Boi Ruiz.

´Xec nadó amb ris´.

DIARIO MÉDICO

Base mínima variable: un plus que se debe negociar.

Boi Ruiz: "Todos tendremos que hacer sacrificios".


El presidente de la UCH , Boi Ruiz, sustituye a Marina Geli en Cataluña. Es traumatólogo y gestor sanitario.


En la Corte del Rey Arturo.


La jubilación parcial divide al Tribunal Supremo.

Nuevos hospitales se suman (y se sumarán) al mapa del SNS.

EL MUNDO CATALUÑA

Sindicatos médicos critican a Boi Ruiz.

EL PAÍS

A la carrera por el cheque bebé.

Galicia crea un catálogo propio de fármacos que se pueden recetar.

EL PAÍS CATALUÑA

Mas rebajará impuestos y revisará la sanidad pública.

LA RAZÓN CATALUÑA

Los sindicatos cargan contra el nuevo Conseller de Sanidad, Boi Ruiz.

LA VANGUARDIA

El sarampión sobrevive con fuerza en Europa.

DIARI DE GIRONA

El nou Conseller de Salut va ser imputat per un frau en cursos de formació el 2003.

jueves, 30 de diciembre de 2010

TRAMPAS MAGNÉTICAS PARA GÉRMENES

Partículas magnéticas que atrapan a los gérmenes y se extraen luego de la sangre podrían aplicarse al tratamiento de enfermedades infecciosas.



Utilizar un campo magnético para extraer las enfermedades del torrente sanguíneo parece un sueño de ciencia ficción. Sin embargo, podrían haber encontrado una forma de conseguirlo, al menos en relación con la septicemia, una infección de la sangre potencialmente letal que resulta en el colapso de varios órganos.

Donald E. Ingber, biólogo de la facultad de medicina de Harvard, junto con Chong Wing Yung y otros colaboradores, ha hallado una forma de filtrar los agentes patógenos de la sangre de pacientes con septicemia mediante partículas magnéticas de sólo algunas micras de tamaño. En el modelo que han desarrollado, las partículas, cubiertas por un anticuerpo que se une a los hongos o a las bacterias causantes de la septicemia, se mezclan con la sangre extraída de un paciente. Una vez se han unido a los agentes patógenos, los imanes se trasladan, mediante un campo magnético, a una solución salina que fluye junto a la sangre y los arrastra. En pruebas realizadas con muestras de entre diez y veinte mililitros de sangre, se eliminó un 80 % de los patógenos.

Una de las claves del éxito del filtrado corresponde al tamaño de las partículas, cuyo diámetro es un octavo del de los glóbulos rojos. Son lo suficientemente pequeñas como para no alterar el flujo de la solución salina; la aparición de turbulencias haría que la solución se mezclase con la sangre y dificultaría la separación de los gérmenes.

Ingber piensa que una versión más avanzada de su sistema, que describió el 7 de mayo en Lab on a Chip, resolvería uno de los problemas que afrontan las unidades de cuidados intensivos, que deben determinar si un caso de septicemia está causado por una bacteria o un hongo. Puesto que los antifúngicos son tóxicos, suele retrasarse su uso hasta que se diagnostica el tipo de patógeno. Este diagnóstico, sin embargo, lleva su tiempo, lo cual podría poner en peligro a un paciente cuyo estado se va deteriorando. Ingber espera poder incorporar distintos tipos de proteínas adhesivas en las partículas, para extraer diferentes tipos de microorganismos a la vez, sin necesidad de un diagnóstico.



También cree que no es necesario eliminar todos los gérmenes. "Lo que intentamos es establecer un punto en el que se rompa el equilibrio en favor del paciente", afirma, refiriéndose a la cantidad de patógenos en el organismo. Según su teoría, bastaría con reducir el número de bacterias u hongos para que los antibióticos o antifúngicos operasen con mayor eficacia.

"Es una teoría novedosa y muy elegante", comenta Tonse Raju, neonatólogo del Instituto Nacional Eunice Kennedy Shriver de Sanidad Infantil y Desarrollo Humano. Sin embargo, señala, la teoría entraña un problema notable: hasta la fecha, no se ha demostrado que la disminución del número de patógenos mejore la eficiencia de los medicamentos. Además, gran parte del daño que causa la septicemia proviene de la respuesta inflamatoria del propio cuerpo y no de los gérmenes. Otro problema, señala Raju, consiste en que algunos hongos y bacterias se esconden en bolsas de pus o en zonas con un nivel muy bajo de suministro sanguíneo, como la cavidad peritoneal, y eludirían la purificación realizada en la sangre.

Aún así, Ingber no se desanima. Ha iniciado ensayos preliminares en conejos, dado que su tamaño es similar al de los niños prematuros, que sufren una alta incidencia de sepsis. Ingber reconoce que hay obstáculos en su camino, pero espera que, con nuevos estudios, la eliminación magnética de enfermedades deje de ser una fantasía científica.

NOTICIAS DE SALUD Y SANIDAD 30.12.2010

ABC

Primera reconstrucción completa de pene a un varón con cáncer.

DIARI DE GIRONA

Salut no posarà més inspectors per garantir el compliment de la llei antitabac.

DIARIO MÉDICO

Artur Mas: "contaremos con menos recursos y tendremos que explicarlo".

EL PAÍS

Muere la mujer que simbolizó la anorexia más feroz.

EL PAÍS DE CATALUÑA

Una fuga de amoniaco hiere a 2 trabajadores de DAMM en El Prat.

LA RAZÓN DE CATALUÑA

Prohibir fumar en espacios públicos evitará más de 700 muertes.

LA VANGUARDIA

La nueva ley de igualdad de trato, cuyo informe analiza hoy el Consejo de Ministros, incluye el veto a ser discriminado por padecer una dolencia.


La bomba de relojería de este Govern está justo bajo la silla del conseller Ruiz: es la sanidad pública.

20 MINUTOS BARCELONA

Los infartos caen un 11% por las primeras medidas antitabaco.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

SENTIDOS Y SENTIMIENTOS

Los sentidos de la vista y el oído se trasladaron a sus manos, manos que daban luz en la oscuridad y producían sonidos en aquel silencio perpetuo, y le permitían el contacto con la naturaleza y con sus semejantes, este es el comentario del fotógrafo Yousef Karsh, hablando de Helen Keller.



Los nervios principales (nervios sensitivos) procedentes de distintas cavidades del encéfalo se conectan directamente con el interior de la boca, los ojos, los oídos y la nariz.





Cuando Dios extiende la mano hacia Adán en la Creación de Miguel Ángel, esa poderosa mano es la derecha. Las manos son antenas de múltiples puntas equipadas para una destreza exquisita; están diseñadas para enviar y recibir los mensajes más delicados: el tacto. Mucho antes de que los ojos de un bebé se puedan fijar en objetos o de que los sonidos se vuelvan inteligible, la piel de palmas y dedos, revestida de neuronas, es su principal instrumento para discernir el mundo. Operan dos grupos de nervios bien diferenciados: los que envían señales motoras a las docenas de músculos que flexionan y extienden, juntos e individualmente, los 27 huesos de la mano, para distribuir la fuerza del movimiento; y los que inervan la piel. En la cara interna de la mano, estos últimos consisten en dos grupos ramificados que se subdividen en la palma de la mano, luego se curvan como pinzas, hasta llegar a las yemas de los dedos, donde el tacto es más sensible.





Durante la década de 1940, el matemático Norbert Weiner combinó en el instituto Tecnológico de Massachusetts los avances del mundo de los ordenadores con las investigaciones realizadas en tiempo de guerra sobre el sistema nervioso para crear un nuevo campo de estudio: la cibernética, que él definió como el control y comunicación de los animales y las máquinas. El padre de Weiner conoció al fisiólogo Walter Cannon, que una década antes había reparado en que el cuerpo humano, al igual que otros complejos sistemas, desde las células hasta las multinacionales, mantenían cierto equilibrio interno. Weiner identificó el mecanismo central responsable de mantener este equilibrio interno con el bucle de retroalimentación, es decir, una serie de estructuras que transmiten una cascada de información. Al igual que D´Arcy y Turing, creía que los mecanismos biológicos eran concebibles por comparaciones con la ingeniería y las matemáticas, y desde entonces la cibernética ha influido mucho en la concepción moderna de los sistemas, sea el modo en que las moléculas se comunican en el interior de las células, sea la economía, o sea el modo de dirigir cohetes y planificar el crecimiento de internet.



BUCLE DE RETROALIMENTACIÓN



En la cumbre del sistema neural de retroalimentación de los humanos se encuentra el hipotálamo, un racimo de tejidos discretos y con forma de embudo, situado en el mesencéfalo, del tamaño de una uña y que apunta hacia abajo.




Lo bueno de este rey de las glándulas que controla automáticamente no sólo la respiración, el apetito, la sed y la frecuencia cardíaca, sino también las hormonas que regulan la digestión, la química corporal y el sexo, porque mantiene el equilibrio de las claves de la supervivencia: lucha, huida, alimentación y apareamiento.






Mediante conexiones neurales directas con los complejos cardiovascular y digestivo, y con el control rector sobre el sistema endocrino, el hipotálamo es un virtuoso de la retroalimentación.



Cuando tenemos hambre, comemos y aumenta el nivel de azúcar en sangre. Las neuronas transmiten esta información y se libera insulina para acelerar el transporte de glucosa, de modo que más neuronas informan de que no se necesita más insulina. Al poco tiempo, volvemos a tener hambre.



INTELIGENCIA PURA



Durante la primera mitad del siglo XIX fue habitual creer que, mediante el examen de la topografía del cráneo, de sus relieves y depresiones, se podían leer las aptitudes intelectuales y los rasgos del carácter de la mente humana. la frenología, que así se llamó (o chichonología según sus detractores), surgió de la noción de que toda facultad mental tiene una ubicación específica en la superficie del encéfalo. Como se creía que las dimensiones de un escenario eran una medida de su capacidad, y como la forma del cráneo depende de la del encéfalo, los frenólogos creían poder usar los dedos y un compás para explorar la personalidad humana. En el momento álgido de la fiebre por la frenología, antes de que este arte fuera secuestrado por los partidarios de la supremacía racial y otros que buscaban algún índice fisiológico sencillo de la inteligencia, los empresarios recurrían a frenólogos para informarse sobre la personalidad de sus trabajadores, al igual que muchas empresas hoy en día exigen análisis de orina para determinar la seriedad de sus asalariados.



Aunque la creación de estos mapas del cráneo se basó en una metodología burda y socialmente peligrosa, la premisa básica de la frenología, la localización de las funciones del pensamiento y de la conducta por medio del contorno externo del cerebro, ha sido confirmada con investigaciones posteriores. Los hemisferios cerebrales están revestidos de una capa fina, replegada y grisácea de neuronas, llamada corteza, cuyo espesor oscila entre 3 y 5 mm., la anchura de un lápiz. En la corteza se encuentra la sede del pensamiento, con distintos tipos de neuronas distribuidas desigualmente por las seis capas de esta sustancia gris, donde las distintas áreas cumplen funciones diferentes. Naturalmente, el tamaño de estos racimos sí que importa. Los estudios indican que los músicos profesionales, por ejemplo, presentan más sustancia gris que los que no lo son en la porción del encéfalo que interpreta el sentido del tono de los sonidos. Usando resonancias magnéticas y otras técnicas de exploración por la imagen, los neurólogos anteponen ahora los conocimientos sobre la arquitectura del encéfalo a lo que sabemos sobre la función de los individuos con el fin de intentar comprender por qué pensamos y actuamos como lo hacemos; es decir, los mismos misterios que los frenólogos victorianos trataron de adivinar.



El período más significativo para el desarrollo del cerebro es durante el primer o segundo año de vida tras el nacimiento, cuando los centros superiores del encéfalo se desarrollan, no mediante nuevas neuronas, sino mediante nuevas sinapsis, puntos de unión entre neuronas donde un impulso que viaja como electricidad, mediante una rápida secuencia de reacciones químicas, salta de un punto para iniciar un impulso en otro.



El número de sinapsis en una capa del centro de visión del encéfalo se eleva de unas 2.500 por neurona la nacer hasta 18.000 a los seis meses, cuando el bebé empieza a aprender a ver y luego a discernir las distancias. De forma similar, se producen aumentos espectaculares por toda la corteza a medida que el recién nacido aprende a oir, oler, responder, tocar, extender los brazos, asir objetos y, poco después, a hablar. Este descubrimiento ha llevado a la mayoría de los investigadores a la conclusión de que el principal arquitecto del cerebro, tras el nacimiento, no es el código genético, sino la propia experiencia del aprendizaje, es decir, la preponderancia de la educación sobre la naturaleza.











martes, 28 de diciembre de 2010

CONTROL ELECTROQUÍMICO

ENCÉFALO Y SISTEMA NERVIOSO



Descartes comparó el cuerpo con una maquinaria de un reloj, sabía lo que decía al hacer tal comparación. Concebía todas las acciones del hombre como reflejos. Un estímulo excita un órgano de los sentidos y éste envía un mensaje a la médula espinal o al encéfalo que a su vez reconducen la excitación a un músculo o glándula, generando actividad. Descartes creía que los nervios eran tubitos huecos que conducían impulsos de presión por todo el cuerpo, de forma muy parecida a las tuberías que permitieron a las fuentes del Renacimiento expulsar agua a presión y crear secuencias elaboradas. Descartes situaba el centro de control de estas detonaciones del espíritu -una especie de estación central donde en último término, convergían de entrada o salida de todos los tubos- en el alma, que según él residía en una glándula, con forma de habichuela, situada en medio del presencéfalo.

¿Por qué esta teoría y otras sobre el espíritu animal persistieron tanto tiempo? Llama la atención porque, desde la época de Descartes, los anatomistas habían diseccionado el cerebro y los nervios del ser humano descubriendo que se componían de fibras, no de tubos. No obstante, no fue hasta finales del siglo XVIII cuando los fisiológos hicieron una recapitulación de todo el trabajo reciente sobre la electricidad y las teorías sobre el sistema nervioso. Los anatomistas trazaron la arquitectura ramificada de las vías neurales, si bien las señales químicas y eléctricas que les daban vida quedaron lejos de su comprensión.

Pero neurólogos y biológos descubrieron que no era así, concibieron el sistema nervioso como una red de comunicación ultrarápida, identificando muchos de sus mecanismos electroquímicos, entre los cuales hay docenas de grandes moléculas que transmiten señales en el interior de las células, y de célula a célula, así como familias de proteínas recién descubiertas (conos de la nariz) que guían las neuronas para que establezcan conexiones eficaces y otras que mantienen la distribución de los cien mil millones de neuronas -la instalación eléctrica del cuerpo-, com una especie de pegamento molecular. Un eminente anatomista danés de la época de Descartes, que se quejaba de que el cerebro, la obra maestra de la creación, les era casi desconocida, se había quedado de piedra, si bien no es probable que los científicos y filósofos estén próximos a localizar la sede biológica del alma.



El dicho universal de que la naturaleza se construye de abajo hacia arriba en ningún caso está mejor expresado que al hablar del desarrollo del cerebro humano. Apenas dos semanas y media después de la concepción, a lo largo de la línea media de la capa de células más externa del embrión aparece un surco semejante a una cuchara. Al principio, las células dispuestas a lo largo del surco no se diferencian de las situadas alrededor, aunque, a medida que el surco adquiere profundidad, se repliega sobre sí mismo formando un cilindro; cada nueva generación se vuelve progresivamente más fina y se despliega en largos filamentos. Dentro del tubo, el ritmo de producción de nuevas células es asombroso: 250.000 por minuto.


EMBRIÓN

Al cabo de diez días, las células empiezan a migrar extendiéndose y superándose unas a otras como si subieran por escaleras invisibles. La compleja y sutil liberación de sustancias químicas marca la coreografía de sus movimientos del mismo modo que el sistema nervioso, que finalmente debe transmitir señales a todos los subsistemas celulares del cuerpo y se construye literalmente a sí mismo de dentro hacia afuera. A lo largo de la cabeza se urden nuevos canales nerviosos por medio de cables que se ramifican y conectan una y otra vez mientras el embrión se transforma en un feto, y luego, durante el último trimestre, se produce un crecimiento explosivo del cerebro.


EMBRIÓN EN LA TERCERA SEMANA
EMBRIÓN EN LA 7ª SEMANA
FETO EN SU TERCER MES
Desde el punto de vista de un ingeniero, la migración de las células que se convertirán en el centro del pensamiento -la corteza cerebral- es como una pesadilla. Es como pedir a toda una población del Este que emigre hacia el Oeste afirma un neurocientífico de Yale, el doctor Pasko Rakic. Al igual que hacia el séptimo mes los dos hemisferios del presencéfalo se extienden por casi el resto de las estructuras del cerebro, sus superficies emergen formando pliegues precisos - fisuras- que en todo encéfalo humano normal se localizan en la misma posición, con idéntica profundidad y con exactamente las mismas conexiones con otras fisuras. El mapa del cableado de esta superestructura, que comprende unos 10 trillones de conexiones y que en términos moleculares equivale a miles de kilómetros de longitud deja pequeña la red de internet. 

EL SISTEMA COMPLETO

Cuando el escultor francés Auguste Rodin dió forma al sufrimiento, al malestar y al tedio del siglo XIX en su famosa creación "El pensador", lo que hizo fue plasmar una humanidad virtualmente perdida en la hondura del pensamiento. Pero son las porciones involuntarias del sistema nervioso las que mantienen el control sobre el cuerpo, administrando las múltiples facetas de la empresa de la vida para permitir al cerebro superior angustiarse con su propia realidad.



Encerradas en el cráneo y la columna vertebral, las redes de nervios responsables de procesar la información y dirigir las acciones -el sistema nervioso central (SNC)- son muy capaces ero, en último término, frágiles: al sufrir heridas o lesiones este sistema no se regenera. En comparación, los 48.000 kilometros de nervios externos al SNC (el sistema nervioso periférico) son individualmente menos complejos, aunque también se dividen y ramifican para llegar al mayor número posible de partes y tejidos del cuerpo y volver a crecer cuando sufren daños.



Unidos a los meridianos a lo largo y ancho del cuerpo los nervios periféricos se organizan según su función. Transmiten información sensorial, estimulan los músculos voluntarios o llevan instrucciones a órganos y glándulas. Esta última división se completa con dos ramos bien diferenciados: el ramo simpático o de "lucha o huida", que durante las emergencias nos hace sudar involuntariamente mientras late con fuerza el corazón y la boca se reseca; y el ramo parasimpático, que calma el cuerpo y conserva nuestras energías cuando todo se resuelve bien.




DIFERENCIAS ENTRE 
HOMBRES Y MUJERES

Hace 50 años, el psicoterapeuta Carl Jung rechazó la teoría de la sexualidad de Freud por demasiado mecanicista: "considera al cerebro un apéndice de los órganos genitales". De hecho, los investigadores saben ahora que en el hombre, el pene está bajo el control completo del SNC, tanto durante la excitación como en reposo, y que muchas regiones del encéfalo contribuyen a la respuesta sexual del varón: desde el centro del rombencéfalo, que vuelve la respiración más profunda, hasta ciertas áreas de la corteza cerebral que despiertan las fantasías eróticas. Durante la excitación sexual, las señales excitantes del encéfalo o el fruto de la estimulación física espolean los nervios del pene para que liberen sustancias químicas que ordenen a los músculos lisos de las arterias relajarse y llenarse de sangre, lo cual provoca la erección.

CARL JUNG


La interrupción de la actividad del sistema nervioso simpático también mejora las erecciones, lo cual explica por qué es prácticamente imposible sentirse excitado sexualmente cuando estamos huyendo de un oso.



En la mujer el gran número de neuronas excitatorias permite una respuesta sexual más directa e inmediata. Pensemos en el clítoris, que, como apunta la escritora Natalie Angier: "es simplemente un manojo de nervios; 8.000 fibras nerviosas, para ser precisos. Hay una concentración de fibras nerviosas mayor que en cualquier otra parte del cuerpo, incluyendo las yemas de los dedos, los labios y la lengua, y casi el doble que en el pene. En cierto sentido, el cerebro de la mujer es mayor que el del hombre". Touché Dr. Freud.

SIGMUND FREUD

SISTEMA DE PROTECCIÓN

Los neurocirujanos calculan que la fuerza del puñetazo de un peso pesado equivale a un golpe dado con un martillo de 5 kgr. a 32 km./hora. Sin las estructuras protectoras del sistema nervioso central -un complejo sistema en suspensión- nuestros centros nerviosos vitales quedarían tan expuestos y serían tan vulnerables a los daños causados por fuerzas mecánicas como un molusco sin su concha. Los anales del boxeo son un catálogo de defunciones y daños cerebrales permanentes en boxeadores que sufrieron repetidos golpes en la cabeza y el cuello.



Un colchón líquido de circulación lenta separa los huesos sólidos del cráneo, que se pueden fracturar si se golpean con suficiente fuerza, del tejido del encéfalo; este colchón también rodea la médula espinal, donde masajeado por los movimientos de las vértebras, desciende por la espalda y sube por la cara anterior de la médula espinal. Como una lámina blanda, tres membranas -las meninges- recubren el encéfalo: una túnica externa, rica en vasos sanguíneos que nutre el cráneo; una capa intermedia de tejido conjuntivo elástico como una tela de araña, llamada aracnoides debido a su textura; y una capa interna y delicada que se adapta minuciosamente a las fisuras y que contiene un líquido claro.


lunes, 27 de diciembre de 2010

TRASTORNOS: DESEQUILIBRIOS HOMEOSTÁTICOS

SÍNDROME DE SJÖGREN

SÍNDROME DE SJÖGREN
SÍNDROME DE SJÖGREN (DESCAMACIÓN EEII)
SÍNDROME SJÖGREN PRIMARIO

El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmunitaria frecuente que produce inflamación y destrucción de glándulas exocrinas, en particular las lagrimales y salivales. En una enfermedad autoinmunitaria, el sistema inmunitario produce anticuerpos que no distinguen lo extraño de lo propio y atacan los tejidos del organismo. El síndrome se caracteriza por sequedad de mucosas en los ojos y boca, además de crecimiento de glándulas salivales. Sus efectos sistémicos comprenden la artritis, dificultad para la deglución, pancreatitis (inflamación del páncreas), pleuritis (inflamación de la pleura) y migraña. Este trastorno afecta a nueve mujeres por cada hombre. Casi el 20% de las personas de edad avanzada experimenta algunas manifestaciones del síndrome. Los sujetos con este padecimiento están en gran riesgo de sufrir linfoma maligno. El tratamiento es de sostén e incluye el uso de lágrimas artificiales para humedecer los ojos, beber líquidos a sorbos, masticar goma de mascar sin azúcar y usar un sustituto de saliva para humedecer la boca.

LÁGRIMAS ARTIFICIALES PARA SEQUEDAD DE OJOS EN SÍNDROME DE SJÖGREN

LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO


LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO

El lupus eritematoso sistémico (LES) o simplemente lupus es una enfermedad inflamatoria crónica de tejidos conectivos que afecta en especial a mujeres no caucásicas en edad de gestar. Se trata de una enfermedad autoinmunitaria que puede causar daño tisular en todos los aparatos corporales. Este padecimiento, que varía desde leve en muchos pacientes hasta una enfermedad que produce rápidamente la muerte, se caracteriza por periodos de exacerbación y remisión. La prevalencia del LES es de 1:2000, con proporción de ocho o nueve mujeres por cada hombre.

LIVEDO RETICULARIS EN PACIENTE CON SÍNDROME ANTIFOSFOLÍPIDO ASOCIADO A
LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO
Aunque se desconoce la causa del LES, se han mencionado factores genéticos, ambientales y hormonales. Se ha podido deducir el componente genético en estudios de gemelos y familias. Los factores ambientales comprenden virus, bacterias, diversos compuestos (entre ellos, fármacos), exposición excesiva a la luz solar y estrés emocional. En cuanto a las hormonas, el LES puede desencadenarse por efecto de hormonas sexuales, como los estrógenos.

LUPUS ERITEMASOS SISTÉMICO

Los signos y síntomas de este trastorno son dolor en articulaciones, febrícula, fatiga, úlceras de la boca, disminución de peso, crecimiento de ganglios linfáticos y bazo, sensibilidad a la luz solar, caída rápida y abundante de cabello y anorexia. Una característica activa del lupus es una erupción sobre la nariz y mejillas, llamada "exantema en mariposa". También pueden ocurrir otras lesiones cutáneas, que incluyen formación de vesículas y ulceración. En el pasado se consideró que algunas de estas lesiones cutáneas eran semejantes al daño que infligía la mordedura del lobo, de lo cual se deriva su nombre en latín lupus. La complicación más grave de la enfermedad consiste en la inflamación de los riñones, hígado, bazo, pulmones, corazón, encéfalo y tubo digestivo. No se tiene cura para el lupus, de modo que el tratamiento es de sostén e incluye antiinflamatorios, como el ácido acetilsalicílico e inmunosupresores.


MUCOSA GÁSTRICA EN PACIENTE CON LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO, SEXO FEMENINO Y 54 AÑOS